martes, 8 de mayo de 2012

Lucha por lo que crees, persigue tu sueño, tu sueno romántico, como una vez me dijeron. No tengas miedo de los errores, van cogidos de la mano de los aciertos. Son los hijos de los éxitos, los primos de los triunfos y hermanos de la suerte. Aprender a vivir con ellos o dejar que nos ganen depende de nosotros. Saber elegir bien y reflexionar es la clave.
Meditar, corregir y observar.





¿Las pautas de la vida? No las tengo.

¿Cómo se aprende a vivir? Sobre la marcha.

¿Cómo saber que es lo correcto? Equivocate. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada